Archivos por Etiqueta: esperanza

Sea la paz

Hoy les tengo un himno que canté en inglés el año pasado y me encantó. Ha llegado a ser uno de mis himnos preferidos. Espero lo disfruten!

http://www.youtube.com/watch?v=DFBKZCUzIIU

¡Maestro, se encrespan las aguas!

¡Y ruge la tempestad!

Los grandes abismos del cielo

Se llenan de oscuridad;

¿No ves que aquí perecemos? ¿Puedes dormir así,

Cuando el mar agitado nos abre

Profundo sepulcro aquí?

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

Maestro, mi ser angustiado,

Te busca con ansiedad;

De mi alma en los antros profundos

Se libra cruel tempestad;

Pasa el pecado a torrentes Sobre mi frágil ser,

¡Y perezco, perezco, Maestro!

¡Oh, quiéreme socorrer!

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

Maestro, pasó la tormenta,

Los vientos no rugen ya,

Y sobre el cristal de las aguas

El sol resplandecerá;

Maestro, prolonga esta calma

No me abandones más,

Cruzaré los abismos contigo,

Gozando bendita paz.

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

calm before the storm11 Calm Before The Storm

Aquel

Un versículo que me animó muchísimo este fin de semana fue este: “…Aquel que es poderoso para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos…”. Se encuentra en Efesios 3:20 y obviamente es parte de una oración mucho más larga que se refiere a otra cosa. Pero esta parte de lo que está diciendo el escritor fue lo que me llamó la atención.

Cuando le estás pidiendo algo a Dios es tan fácil desanimarte porque piensas que Dios no te está respondiendo. Pero debemos recordar esto: (no están en orden de importancia):

#1. Mi horario no es el horario de Dios.

#2. Dios puede ya estar obrando para que se cumpla mi deseo, pero sin poder verlo yo.

#3. Dios sí lo puede hacer.

#4. Dios quiere lo mejor para mí.

Así que, amigos, no se desanimen al pedirle a Dios por el deseo que él mismo te ha dado.

” Aquel… es poderoso para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos. “

Tu Fidelidad

En estos días he estado disfrutando mucho de este himno, porque estoy descubriendo la verdad del coro otra vez. Dios es fiel. Trabaja cuando no lo vemos, obra sin darnos cuenta nosotros y de repente sale él con todas sus bendiciones que él estaba arreglando mientras nosotros nos quejábamos!

Es tu fidelidad tan grande, oh Padre;

Tú dices la verdad, descanso allí.

Tu luz rodea mi senda en el mundo,

tu voz me anima, mi fuerza es en  Ti.

Oh qué fidelidad! Oh qué fidelidad!

Nunca me canso de darte loor. 

Cada mañana es nueva tu gracia;

inalterable es tu gran amor.

En tu presencia, oh Dios, hay gran descanso,

dulce consolación, perfecta paz.

Al ver las glorias de Cristo el Señor

le hemos de celebrar siempre jamás.

Oh qué fidelidad! Oh qué fidelidad!

Nunca me canso de darte loor. 

Cada mañana es nueva tu gracia;

inalterable es tu gran amor.

Volver a Egipto

Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos; al cual nuestros padres no quisieron obedecer, sino que le desecharon, y en sus corazones se volvieron a Egipto… Hechos 7: 38, 39.

Como ustedes saben, Egipto en la Biblia representa el mundo y el martes pasado cuando leímos este versículo en el estudio bíblico noté esta frase como nunca antes: “y en sus corazones se volvieron a Egipto”.

Allí en el desierto estaba un montón de gente que viajaba a la tierra prometida. Cierto, su vida era difícil en ese momento, pero todo mundo sabía que iban a la tierra que fluía leche y miel. Dios había provisto todo lo que necesitaban – y aun más – de una manera maravillosa. Dios estaba cumpliendo su promesa hecha años antes y les había rescatado de una vida terrible. Con todo eso, cuando iban en camino a la tierra prometida, sus corazones se volvieron a Egipto. Tenían un pasado terrible, un futuro maravilloso y sus corazones se volvieron a Egipto.

Esto me hizo preguntarme yo si mi corazón se había vuelto a Egipto. Yo también fui redimida de una manera maravillosa. Dios provee todo lo que necesito y más. Dios siempre escucha mis oraciones y nunca estoy sola. Tengo un pasado pecaminoso y un futuro asombroso por delante, y mi corazón se vuelve a Egipto.

Por qué? Cómo es posible que las series de televisión que abiertamente aprueban lo que Dios llama pecado me llamen la atención y tomen mi tiempo? Cómo es posible que la forma en que se viste el mundo me llame la atención si Dios ha dicho que no quiere que me vista de una manera ostentosa? (Y los hombres también pueden ser ostentosos. Yo he visto unos peinados que… ) Cómo es posible que yo recuerde con nostalgia mis actividades en ‘Egipto’ cuando sólo me dejaban vacía? Cómo puedo extrañar mis ídolos muertos (algún cantante, el trabajo, algún amor platónico, los videojuegos, algún deporte, etc.) cuando  fui llamada a servir al único Dios vivo y verdadero? Cómo es posible ver al mundo desde mi ‘desierto’ y creer que allá me iba mejor, si servía a un amo cruel e implacable, teniendo ahora un amo tan generoso, paciente, bondadoso y misericordioso?

Amigos, no dejemos que nuestros corazones extrañen a Egipto. Por más que nuestra vida hoy parezca desierto, salimos de una esclavitud enjoyada de falsedades para tener vida y tenerla en abundancia.  (Juan 10:10)


En los brazos del Señor Jesús

Qué felicidad, con Jesús estar

en los brazos del Señor Jesús!

No se temerá del furioso mar,

en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

A Dios gracias doy que seguro estoy

en los brazós del Señor Jesús.

Redimido soy, y al al gloria voy

en los brazós del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Oh, qué libertad, qué tranquilidad,

en los brazos del Señor Jesús!

Mi alma alegre está por su gran bondad,

en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Fotografía: http://lovestthoume.com/PoetryPages/EverlastingArms.html