Archivos por Etiqueta: Hebreos

Feliz Año Nuevo

!Y ya regresé!  !Espero que todos se la hayan pasado muy bien, igual que yo!

Bueno, aquí empieza un nuevo año en el que podemos crecer en el Señor. Francamente, yo nunca me propongo cosas para el año nuevo porque sé que nunca las cumpliré. El año pasado, por primera vez en mi vida hice mi lista de 3 propósitos para el año nuevo. Uno sí lo cumplí. El otro no lo cumplí. El tercer propósito no me acuerdo lo que era. 😀

Este año iba a seguir con mi tradición de no proponerme nada. Pero, Dios me ha hablado y sí tengo un propósito para este año: enfocarme en Cristo. Sí, suena demasiado general, lo sé. Pero, este año será mi último año en la universidad. Al final del 2012, en la voluntad de Dios ya me habré titulado. Habrán unos cambios este año en la escuela que no serán fáciles para mí como creyente. Entonces, quiero mantener esto en mente a través del año entero, y hasta mayo del 2012 : Buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

Tengo muchos sueños y metas para esta etapa de mi vida. Hay muchas cosas que quisiera hacer, lugares a donde me gustaría ir y gente que me gustaría conocer. Pero estas cosas, no pueden ser mi enfoque. Llegarán por añadidura y sólo si Dios lo desea para mí.

Así empieza el año nuevo, el 2011, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.

Fuera…

Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta. Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio;  porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir.

Hebreos 13:12 – 14 Leer más de esta entrada

El Lugar Santísimo

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo,… acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua pura.    Hebreos 10:19,20,22

Piensa en todos los hombres que llegaron a entrar al Lugar Santísimo; todos esos sumo sacerdotes que cada año entraban para que el pecado quedara cubierto una vez más por la sangre inocente. Leer más de esta entrada