Archivos por Etiqueta: himnos

Sea la paz

Hoy les tengo un himno que canté en inglés el año pasado y me encantó. Ha llegado a ser uno de mis himnos preferidos. Espero lo disfruten!

http://www.youtube.com/watch?v=DFBKZCUzIIU

¡Maestro, se encrespan las aguas!

¡Y ruge la tempestad!

Los grandes abismos del cielo

Se llenan de oscuridad;

¿No ves que aquí perecemos? ¿Puedes dormir así,

Cuando el mar agitado nos abre

Profundo sepulcro aquí?

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

Maestro, mi ser angustiado,

Te busca con ansiedad;

De mi alma en los antros profundos

Se libra cruel tempestad;

Pasa el pecado a torrentes Sobre mi frágil ser,

¡Y perezco, perezco, Maestro!

¡Oh, quiéreme socorrer!

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

Maestro, pasó la tormenta,

Los vientos no rugen ya,

Y sobre el cristal de las aguas

El sol resplandecerá;

Maestro, prolonga esta calma

No me abandones más,

Cruzaré los abismos contigo,

Gozando bendita paz.

CORO

Los vientos, las ondas oirán tu voz, ¡Sea la paz!

Calmas las iras del negro mar,

Las luchas del alma las haces cesar,

Y así la barquilla do va el Señor,

Hundirse no puede en el mar traidor.

Doquier se cumple tu voluntad,

¡Sea la paz! ¡Sea la paz!

Tu voz resuena en la inmensidad !Sea la paz!

calm before the storm11 Calm Before The Storm

Efesios 5:19,20

“…hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”                         Efesios 5:19, 20

El otro día mientras leía este versículo me di cuenta que hay una relación entre las acciones que se encuentran en estos versículos.

– entre vosotros (hablar)

– en vuestros corazones (alabar)

– a Dios (dar gracias)

Cada una de estas acciones tiene como resultado el siguiente.

Primero, debemos darle gracias a Dios por todo en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Esto llevará a que en nuestros corazones cantemos y le alabemos. El resultado natural de eso es que entre nosotros hablemos con salmos, himnos y cánticos espirituales.

El efecto también funciona al revés. Si entre nosotros hablamos con salmos, himnos y cánticos espirituales, cuando estemos sólos vamos a alabar a Dios en nuestros corazónes y eso terminará en agradecimiento a Dios.

Esto quiere decir que vamos a pasarnos la vida cantando? No creo, a menos de que te guste cantar muchísimo, y eso está bien. 🙂 Pero, el punto es tener una actitud de alegría. Si hablamos de lo bueno que ha sido Dios con nosotros, eso nos hara alabar y agradecerle en privado. Si le alabamos y le agradecemos en privado, sólo es natural que hablemos de lo que agradecemos con otros porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Así que, empieza a expresar el gozo de tu salvación por un lado o por el otro y verás que afectará toda tu vida para bien.

Tu Fidelidad

En estos días he estado disfrutando mucho de este himno, porque estoy descubriendo la verdad del coro otra vez. Dios es fiel. Trabaja cuando no lo vemos, obra sin darnos cuenta nosotros y de repente sale él con todas sus bendiciones que él estaba arreglando mientras nosotros nos quejábamos!

Es tu fidelidad tan grande, oh Padre;

Tú dices la verdad, descanso allí.

Tu luz rodea mi senda en el mundo,

tu voz me anima, mi fuerza es en  Ti.

Oh qué fidelidad! Oh qué fidelidad!

Nunca me canso de darte loor. 

Cada mañana es nueva tu gracia;

inalterable es tu gran amor.

En tu presencia, oh Dios, hay gran descanso,

dulce consolación, perfecta paz.

Al ver las glorias de Cristo el Señor

le hemos de celebrar siempre jamás.

Oh qué fidelidad! Oh qué fidelidad!

Nunca me canso de darte loor. 

Cada mañana es nueva tu gracia;

inalterable es tu gran amor.

En los brazos del Señor Jesús

Qué felicidad, con Jesús estar

en los brazos del Señor Jesús!

No se temerá del furioso mar,

en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

A Dios gracias doy que seguro estoy

en los brazós del Señor Jesús.

Redimido soy, y al al gloria voy

en los brazós del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Oh, qué libertad, qué tranquilidad,

en los brazos del Señor Jesús!

Mi alma alegre está por su gran bondad,

en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Descansando en los brazos del Señor Jesús.

Fotografía: http://lovestthoume.com/PoetryPages/EverlastingArms.html

La paz de Dios

http://www.youtube.com/watch?v=Quj8lA4W9is&feature=related

 

Cual la mar hermosa es la paz de Dios,

Fuerte y gloriosa, es eterna paz;

grande y perfecta, permio de la curz,

fruto del Calvario, obra de Jesús.

 

Descansando en Cristo

siempre paz tendré.

En Jehová confiando,

nada temeré.

 

Oh, Señor amado, Tú nos das quietud;

de Ti recibimos celestial salud.

Haznos conocerte, te amaremos más;

sé Tú nuestro dueño, Príncipe de paz.

 

Descansando en Cristo,

tengo siempre paz.

En Jehová confiando,

hallo gran solaz.